Una casa rural del siglo XIX en Sepúlveda

 

En el último tercio del siglo XIX y las primeras décadas del XX, se construyeron en el barrio de Santa Cruz de Sepúlveda, junto a la vega del Duratón, varias casas -hoteles, como se llamaban en aquella época- en el entorno de las huertas con una funcionalidad más recreativa que residencial.

El mejor ejemplo de todas ellas es esta casa que mandó construir don Antonio Monte a un albañil de la familia de los “Patata” y que se terminó en 1889, según consta en una inscripción.

En 1998, emprendimos las labores de rehabilitación, manteniendo en buena medida el espíritu y la distribución original así como parte de los suelos y carpinterías que pudieron recuperarse.

El resultado es una casa acogedora, realizada con materiales naturales y decorada en tonos cálidos, que invita a descansar y disfrutar en familia.